¡Nunca es tarde para mejorar tu CV!

¿Qué preguntas debo hacerme a la hora de hacerlo? ¿Qué es lo primero que mira un especialista en Recursos Humanos cuando recibe mi Currículum? ¿Por qué es importante LinkedIn? Estos son los temas que más le apasionan a Emilia Vicini, Psicóloga recibida en Córdoba y Especialista en Recursos Humanos, actualmente trabajando en Rosario ¡Motivate con sus palabras!

Sus primeros años laborales fueron ejerciendo en consultorio y al tiempo comenzó a trabajar en distintas empresas realizando psicotécnicos, entrevistas e informes y eso fue despertando su interés en lo organizacional/laboral.

“Mi primer trabajo dentro de RRHH fue como reclutadora, haciendo selección de personal y me encantó. De ahí en más intenté sumar más actividades y responsabilidades, me parecía importantísimo poder acompañar al candidato que contrataba durante toda su estadía en la empresa… Tanto a nivel administrativo o hard de RRHH, como en lo referente al desarrollo y evolución de carrera. Y en base a ese deseo que tenía para mi propia carrera profesional fui eligiendo oportunidades laborales que me permitiera desarrollarme y adquirir experiencia”, contó Emilia.

Lo que más disfruta actualmente son las instancias de entrevistas: “Me parece que el proceso de selección es sumamente desafiante para el reclutador. Tratar de hacer coincidir una necesidad específica de la empresa o cliente interno con un candidato desconocido”.

¡Leé la nota!

¿Cómo viviste el comienzo de la pandemia? ¿Te tocó hacer entrevistas laborales o comunicarte por videollamada? ¿Ya trabajabas desde casa o aprendiste en cuarentena? ¿Te sentiste cómoda?

El comienzo de la pandemia en mi actual trabajo nos agarró de sorpresa. Es decir, apenas se empezó a hablar de los contagios y algunas medidas de prevención nos reunimos y propusimos organizar grupos reducidos y rotativos de trabajo, pensamos cómo se iba a atender al público, qué cuestiones de higiene y limpieza tener en cuenta y demás… Pero fue de un día para otro que se decretó el aislamiento social obligatorio y para nosotros fue todo un desafío. La empresa nunca había tenido como beneficio o modalidad el trabajo remoto y pocos teníamos las herramientas técnicas como para afrontar lo que el homeoffice implicaba. Pero el equipo de sistemas se puso la 10 y logró que las 4 unidades de negocio pudieran funcionar con accesos remotos, armamos junto a ellos manuales de cómo conectarse, cómo resolver problemas básicos de las máquinas o de conexión, generaron desvíos de llamadas para que el cliente recibiera atención sin problemas, modificaron la web para generar turnos y resolver gestiones de manera autónoma, fue asombroso lo que hicieron en pocos días para poder adaptarnos a la situación que nos atravesó. 

Desde RRHH implicó involucrarnos en temas nuevos y dinámicos, a los que tuvimos que responder con la mayor agilidad posible: armar protocolos de seguridad e higiene COVID-19, capacitar sobre los mismos, seguir muy de cerca las instrucciones de la ART y Ministerio, tanto para el trabajo remoto como para el período que pudimos abrir la oficina y atender a los clientes. Era algo nuevo para TODOS. había que transmitir tranquilidad al equipo, redistribuir tareas, dar soporte a las áreas que más lo necesitaban, estar presentes a la distancia.

En cuanto a la selección y entrevistas pudimos resolverlo con gran flexibilidad, es más teníamos varios procesos abiertos que terminaron con 2 contrataciones durante el período de aislamiento, todo resuelto por medio de videollamadas. Hicimos varias entrevistas y, por lo menos a mi parecer, estaban todos muy predispuestos a participar de esta forma virtual, era una buena manera de romper el hielo hablar sobre esta “nueva normalidad” y cómo la estaba afrontando cada uno. 

Por mis experiencias laborales anteriores estaba bastante acostumbrada a entrevistas laborales telefónicas o hacer algunas jornadas desde casa… Y en cuanto al equipo actual de RRHH, somos 3 integrantes en Rosario y una compañera en Córdoba, siempre tratábamos de hacer reuniones virtuales con el equipo para mantenernos al tanto de los avances o temas de cada uno. El diferencial es que ahora le sumamos una herramienta: un tablero de control con las actividades del mes y objetivos del área, nos ayuda muchísimo a hacer nuestro seguimiento y organizarnos en el día a día de una forma más autónoma, cada uno sabe en qué tiene que enfocarse y tenemos más visibilidad del estado general de las tareas. 

¿Cómo crees que se puede lograr un buen clima de trabajo a distancia?

Con una buena comunicación, creo que es la única forma. Recuerdo que con el equipo de RRHH de Rosario al principio nos bombardéabamos con los mensajes por Whatsapp (se ríe). Estábamos muy acostumbrados a levantar la vista y charlar en la oficina. Ahora nos anotamos los pendientes, con su respectivo nivel de urgencia o importancia y los discutimos en la reunión. Entonces yo sé qué tengo que hacer esta semana o este mes, y sé que mi referente necesita tener un feedback si tengo avances o que el equipo me puede ayudar si estoy bloqueada con algo. 

Contanos alguna experiencia laboral que hayas vivido y te sirvió para aprender algo.

¡Wow, qué difícil elegir una! No sabría por dónde empezar a explicar lo mucho que me enseñaron las empresas IT en las que estuve. El apoyo de las metodologías de trabajo, los softwares de gestión, los procesos y métricas. Para alguien que venía del ejercicio de la Psicología Clínica en un consultorio como yo, fue un mundo totalmente nuevo y fue una gran escuela para organizar el trabajo diario y por objetivos.

Otro aprendizaje fue identificar los distintos “clientes” internos y externos que tenía el área de RRHH y cómo debíamos darles apoyo, porque ni cerca que el rol terminaba en hacer entrevistas y sumar candidatos. Y como un extra. Lo que te hace ejercitar la cabeza el tratar de seleccionar perfiles de sistemas y no pifiarle de tecnología en el intento. Fueron grandes experiencias para ir formando el perfil de generalista o analista de RRHH que quiero tener hoy. 

Y actualmente lo que más rescato es tener la posibilidad de participar en el armado de procesos y desarrollo de herramientas de RRHH desde cero. El equipo de trabajo está teniendo la oportunidad de gestar una evaluación de desempeño y es super enriquecedor profesionalmente poder involucrarse e implementar estas prácticas. 

Para el armado de CVS: ¿qué tips les darías a aquellas personas que están buscando trabajo? ¿Qué es lo primero que mirás cuando te lo envían? 

¡Me encanta este tema! Creo que lo más importante es entender que el CV es la forma de darnos a conocer y por eso el primer paso, y el más importante, es preguntarse ¿qué quiero transmitir? A qué búsquedas me voy a postular, cómo encajo con esos perfiles, qué quiero resaltar o contar de mi experiencia para que me tengan en cuenta… Mi pregunta de cabecera cuando ayudo a armar los CVs es: ¿Qué quiero asegurarme de decir por escrito, en caso de no llegar a la instancia de entrevista? 

Uno de los errores más comunes que veo es, por ejemplo, poner solamente el nombre de la empresa y el nombre del puesto ocupado, lo que termina convirtiéndose en un listado de fechas y lugares por los que pasó el candidato, pero no transmite nada personal, individual de la experiencia o aptitudes desarrolladas. En esos casos siempre recomiendo tratar de explicar en 2 o 3 oraciones las actividades principales que la persona desempeñó en ese puesto. Y lo pienso así: si me preguntan cómo es o cómo fue un día de trabajo en ese lugar, ¿qué diría? ¿De qué me encargaba? ¿Qué hacía yo que no hacían los demás? ¿Cuál es mi especialidad en ese tema? ¿Cuál es mi deferencial? 

Creo que ese es un buen ejercicio… Hacerse preguntas y ver si el CV responde esas preguntas implícitas de la vacante. Esta retroalimentación ayuda muchísimo, no sólo para armar el CV, sino también para encarar futuras entrevistas. Es decir, ¿quiero buscar trabajo como administrativa, como asesora de ventas, como especialista en marketing?, bueno entonces veo qué experiencia, formación, conocimientos piden o cómo enuncian las vacantes las distintas empresas y luego leo mi CV. Esto me permite organizar lo que voy a contar de mi experiencia, me ayuda a detallar algo que tal vez olvidé mencionar porque lo dí por sentado en mi puesto actual, me mantiene actualizado si hay alguna capacitación o herramienta que el mercado está demandando en este puesto, me ayuda a destacar lo extra, el plus que puedo aportar desde mi lugar, puedo poner en ejemplos concretos algunas palabras tan genéricas como “proactividad”, “responsabilidad”, “trabajo en equipo”… Mediante una breve descripción de mis actividades. 

Creo que en cuanto a formatos, colores, diseños, foto o no foto… Responde a la creatividad o gusto de cada uno. Mi único consejo sobre el formato es tratar de mantener el CV conciso y claro: datos personales actualizados (especialmente los datos de contacto como celu y mail), experiencia laboral en forma descendente (para que lo primero que lea el reclutador sea tu última experiencia, lo más actual), formación académica y cursos o capacitaciones pertinentes para el perfil. 

LinkedIn: ¿cuáles crees que son las acciones fundamentales para darle un uso correcto a esa red social? ¿Qué es lo primero que mirás cuando entras al perfil de un candidato?

Me parece que LinkedIn es una herramienta fabulosa para el ámbito laboral. Lo primero que miro en los perfiles, especialmente cuando estoy haciendo headhunting, es que tengan detallada la información sobre la experiencia laboral, lo mismo que espero de un CV… Y el plus es que también podés encontrar referencias de otros miembros de LinkedIn, aptitudes, publicaciones compartidas, imágenes, intereses, cursos realizados, contactos en común ¡Me parece que es como un CV interactivo! 

Si tu equipo de trabajo está en esta red social también es una gran herramienta para dar reconocimiento público por algún logro profesional, aniversario o simplemente dar las gracias por alguna situación o colaboración en particular. Permite esa vinculación y reconocimiento de equipo que siempre es muy alentador. 

Hay muchos reclutadores o consultoras realizando selección de personal por LinkedIn, utilizando palabras claves del puesto, compartiendo o publicando anuncios en la pestaña de “empleos”. Por eso me parece importante que la persona que está en búsqueda laboral pueda sumarse a la red y tratar de compartir su CV en forma de perfil. Otro plus es que hay opciones en la configuración que permiten avisar a los selectores que estamos dispuestos a escuchar ofertas y, a su vez, podemos ver quiénes miran nuestro perfil, enviar mensajes y hacer contactos. También, dentro de la sección de empleos, uno puede establecer alarmas para búsquedas acordes a los trabajos que queremos aplicar y no perdernos ninguna oportunidad.

Desde mi lugar trato de mantenerme activa con distintas acciones: headhunting de candidatos o empresas, buscar grupos referidos a temas específicos que necesite investigar o conocer más (todavía sigo en grupos de distintos lenguajes de programación de cuando trabajaba en IT), generar una red de contactos, compartir vacantes propias o ajenas para la gente que está en búsqueda laboral, debatir temas de interés, mostrar logros personales o profesionales, compartir información de nuestra empresa que creamos relevante, pedir ayuda o referencias sobre cuestiones específicas, dar reconocimiento, mantenerme informada en general.

Más allá de los empleos, muchas empresas o profesionales están compartiendo webinars, material de lectura o talleres interesantes para sumarse, y las temáticas son infinitas. Es más, la misma plataforma cuenta con un espacio de learning para ver videos y aprender sobre distintas disciplinas o herramientas, desarrollar aptitudes técnicas, etc. 

Seguramente me estoy olvidando de algo… Pero aquellos que tengan un tiempo para investigar LinkedIn se los super recomiendo.

¿Algo que quieras contar y no te haya preguntado?

Simplemente ponerme a disposición para los que necesiten ayuda con sus CVs o perfiles de LinkedIn…